Centrando los esfuerzos en lo que verdaderamente disfrutan

“¿Por qué gasto más tiempo entre facturas que entre planos? ¿Por qué me cuesta más esfuerzo hacer los números del estudio que calcular las estructuras que proyectamos?” Esas son las preguntas que se hacía nuestro cliente. “Si ni sé ni quiero saber, ¿por qué lo hago?” Hasta que llegamos nosotros la respuesta era, “porque es como se ha hecho siempre”.