Receta perfecta combinando internalización, outsourcing y gestión del cambio

Una empresa que se dedica a contratar a personal para otros. Donde los RRHH son importantísimos. Todo funciona como un reloj. Bueno, todo no: “Si el core del negocio es el talento, ¿cómo que la parte laboral es la más ineficiente de la empresa? ¡Y encima no es culpa nuestra!”. Esa era la paradoja y el reto. Cómo hacer 4000 contratos al año sin tener ni idea. Sin incidencias. Ganando capacidades. Y calidad…