Todos tenemos que tomar decisiones cada día. Algunas de ellas son relativamente sencillas y simples, tales como determinar si este artículo está listo para ser publicado o aún no. Otras, en cambio, son bastante complejas, como por ejemplo decidir una incorporación o un despido en nuestra empresa.

La toma de decisiones es una habilidad clave en el trabajo, y es especialmente importante si deseas ser un líder eficaz.

Si estás decidiendo qué estrategia seguir, con quiénes puedes contar, o cuál es tu producto estrella, la capacidad de tomar una buena decisión es vital.

Sería genial si hubiera una fórmula que pudiéramos utilizar en cualquier situación, pero no la hay.  Cada decisión presenta sus propios retos, y cada uno de nosotros tenemos un “bagaje” diferente que nos lleva a enfocar esas mismas situaciones de diferentes modos.

Así que, ¿cómo evitar tomar malas decisiones? Es necesario un enfoque sistemático para la toma de decisiones a fin de que, no importa qué tipo de decisión tengamos que tomar, podamos seguir este procedimiento y ganar confianza.

Bajo este enfoque, hay seis pasos para tomar una decisión eficaz:

  1. Crear un entorno constructivo.
  2. Generar una buena alternativa.
  3. Explorar estas alternativas.
  4. Escoger la mejor alternativa.
  5. Revise su decisión.
  6. Comunicar su decisión, y pasar a la acción.

En las siguientes semanas iremos ampliando y desarrollando cada uno de estos pasos, y aportaremos alguna que otra herramienta para ayudarte a tomar las mejores decisiones. Y no olvides que en Sapiens&Co estamos para acompañarte en esos momentos en los que no sabes muy bien cuál es la mejor opción.

Deja una respuesta