¿Qué es la Gratitud?

La gratitud es un sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer algo o alguien por el cual sentimos que debemos corresponder de alguna manera. Es amistad, afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato. Es confianza, esperanza firme que se tiene de alguien o algo. Y es fidelidad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona… Reflexionemos un poco…

El valor de la gratitud se ejerce cuando una persona experimenta aprecio y reconocimiento por otra que le prestó ayuda. No consiste, necesariamente, en “pagar” ese favor con otro igual, sino en mostrar afecto y guardar en la memoria ese acto de generosidad. Más que centrarse en la utilidad práctica del servicio recibido, pondera la actitud amable de quién lo hizo.

Para ello, es necesaria una alta dosis de humildad. En la medida que seamos humildes y tengamos consciencia del beneficio que hemos obtenido, surgirá en nosotros la sensación de gratitud.

Te propongo que evalúes tu grado de gratitud haciendo el siguiente test

Coge papel y lápiz y puntúa de manera sincera cada frase con el número que indique tu concordancia, siendo:

  • 1: Muy en desacuerdo
  • 2: En desacuerdo
  • 3: ligeramente en desacuerdo
  • 4: Ni de acuerdo ni en desacuerdo
  • 5: Ligeramente de acuerdo
  • 6: De acuerdo
  • 7: Muy de acuerdo

Ahí van las frases…

  • Tengo mucho en la vida por lo que estar agradecido/a.
  • Si tuviera que hacer una lista con todo lo que agradezco, la lista sería muy larga.
  • Cuando observo cómo está el mundo, veo mucho por lo que estar agradecido/a.
  • Le estoy agradecido/a a una gran cantidad de personas.
  • A medida que me hago mayor, me veo más capaz de apreciar a las personas, los acontecimientos y las situaciones que han formado parte de mi historia personal.
  • No suele pasar mucho tiempo hasta que siento agradecimiento por alguien o algo.

Calculemos tu nivel de gratitud…

Es muy fácil, para ello solo tienes que sumar los puntos y…

  • De 35 a menos puntos: Estás en el cuarto inferior. Tienes mucho por hacer. Reflexiona acerca de por qué ves las cosas así. ¿Es una mala racha? ¿Tienes a tu alrededor a la gente adecuada? ¿Has empezado dando para recibir?
  • De 36 a 38 puntos: Estás en la mitad inferior. No está mal pero te quedan aspectos pendientes en esta habilidad. Empieza por pensar qué puedes hacer o a quién te tienes que acercar para contagiarte de gratitud.
  • De 39 a 41 puntos: Estás en el cuarto superior. Eres una persona agradecida. Sigue así y potencia este sentimiento.
  • Con 42 puntos estás en el octavo superior de las personas agradecidas, a todos les gusta trabajar con alguien así. ¡Enhorabuena! Tu filosofía, punto de vista, personalidad y entorno te van a traer muchas cosas buenas.

Existen investigaciones que demuestran que las personas que experimentan la sensación de gratitud se enferman menos, progresan más en sus metas, se sienten mejor y son más optimistas que quienes no sienten agradecimiento hacia los demás.

Por otra parte, también se ha comprobado que entre los principales factores que influencian la satisfacción laboral se encuentra el reconocimiento por el buen desempeño. y éste no necesariamente debe ser en forma de Bonos económicos o caros regalos, frecuentemente un «gracias» adquiere un valor incalculable.

En nuestra experiencia hemos detectado que muchos directivos no agradecen el trabajo bien hecho a sus trabajadores, y hemos observado diferentes razones. Algunos simplemente no saben hacerlo, o no tienen consciencia de la importancia de agradecer. En ocasiones creen que no tienen tiempo, o que no es apreciado por los empleados. Por último, también sucede que existe la creencia que el mejor y único reconocimiento válido es una buena nómina a final de mes…

Desde luego que sentir gratitud está bien, aunque es insuficiente. Es necesario manifestarla.

Cómo agradecer a la gente que te rodea…

He aquí algunas pautas muy sencillas:

  • Pierde la vergüenza y deja de pensar que vas a parecer ñoño y blandito/a
  • Hay que comunicar de forma directa y cercana
  • Tienes que ser específico al dar las razones del reconocimiento. Es bueno decir claramente por qué estás agradeciendo y cómo eso ha impactado en la empresa.
  • Muestra aprecio. Acompaña el agradecimento de una sonrisa o incluso un abrazo.
  • Hazlo cuanto antes, el reconocimiento va perdiendo sentido a medida que se aleja en el tiempo del hecho que agradeces.
2 Replies to “Por qué la gratitud te traerá mejores resultados”
  1. Fenomenal artículo.
    Recuerdo haber leído hace poco un texto que decía que España se encuentra entre los países que más paga las horas extra con «palmaditas en la espalda». Y eso es un error, si se trabaja extra, se debería de compensar (si hay medios, claro), sin embargo esas palmaditas en la espalda a veces se subestiman. Una palmadita en la espalda a veces dice mucho, muestra aprecio, congratula y gratifica… como mínimo te saca de esa sensación de que eres «uno más».
    Mi iaio decía que aquello que tienes que hacer no es trabajo, lo cual no significa que lo que tengamos que hacer no se deba recompensar, incluso más allá del sueldo.

  2. Gracias José Vicente! Y bienvenido a este espacio, en el que pretendemos compartir nuestras experiencias.
    Comentarios como el tuyo enriquecen los posts.
    Seguimos!

Deja una respuesta