Objetivos1

En el pasado post, hablaba de la comunicación online como uno de los ingredientes fundamentales para construir una buena reputación online, concretamente, era el ingrediente que pasaba a la acción.

Dicho así suena raro, pero si lo pensamos con un poquito más de profundidad, la comunicación online es el paso por el que nos conocerán, por el que sabrán cuál es el sentir de la organización, qué pensamos y qué hacemos concretamente en el mercado. Podemos haber construido la mejor de las marcas y tener al mejor de los equipos con la mejor de las culturas. Pero como lo comuniquemos mal… nos habremos caído con todo el equipo!!!

Para mí, la comunicación online es como el swing en el golf… Es ese movimiento fluido que te permite centrar la pelota y orientarla hacia el hoyo para que entre con el primer lanzamiento.

¿Y cómo consigo que todo mi equipo sienta la comunicación online como un swing?

Cuando se habla de comunicación online, siempre se habla de métricas, de análisis, de indicadores, pero nadie habla nunca del contenido de esa comunicación, de las características intangibles que ha de contener nuestro mensaje para que sea eficaz, para que llegue a nuestros públicos y se acerquen a nuestra marca porque les gusta lo que les contamos.

Todo el mundo habla del cómo medirlo y nadie habla del cómo hacerlo.

Desde este post, yo te voy a aportar los tres pilares básicos para ello…

Sensibilidad…

El primer pilar es la sensibilidad. Y esta sensibilidad tiene dos direcciones…

Por un lado, hemos de ser sensibles a los contenidos que elegimos para mostrar a nuestros públicos. El volumen de la información es tan alto en Internet que nuestros públicos no se van a tragar cualquier sapo. Por tanto, insisto, hemos de ser sensibles con los contenidos que elegimos para ellos. Hemos de haber investigado cuáles son sus gustos, sus intereses y, desde esa observación, ofrecerles contenidos de sus gustos y de su interés. Si nuestros públicos son conscientes de que somos sensibles a sus gustos e intereses a la hora de comunicarnos con ellos, se acercarán a nosotros con mayor confianza y se sentirán bien acercándose a nuestra organización.

La segunda dirección la hallamos en la cultura digital. Si queremos a encaminar a toda la organización a que se comunique con nuestros públicos, a que interaccionen en los canales sociales y sean embajadores de la marca en todo momento, tendremos que potenciar su sensibilidad personal a la hora de publicar contenidos en cualquiera de nuestros medios. Educar la sensibilidad personal no es tarea fácil. Sin embargo, los ejes de nuestra comunicación, definidos en nuestro Plan Estratégico de New Media, serán la brújula para ello.

La conclusión es que las emociones han de estar presentes en nuestra comunicación. Las personas se acercan a marcas que les hacen vivir una experiencia, que les hacen sentir. Y las experiencias vividas con emociones positivas generan siempre un recuerdo mayor en la mente de nuestro cliente.

Solidez…

El segundo pilar es la solidez en nuestra comunicación. Los mensajes han de ser claros, directos, eficaces, constructivos, que aporten algún valor… Hemos de enunciarlos positivamente para acercar a nuestros públicos a aquello que queremos que se acerquen. Cuando comunicamos con seguridad no dudamos, no nos vamos por las ramas, nos centramos en aquello en lo que estamos seguros de verdad.

El cliente tiene que percibir esa solidez y la mejor forma de hacerlo es a través de una coherencia comunicativa. Todo lo que publiquemos tiene que tener una coherencia entre sí para provocar que todo lo que publiquen de nosotros se contagie de esa misma coherencia. Y esta coherencia no sólo ha de estar presente en nuestra comunicación online, sino que ha de ser parte de la idiosincrasia de nuestra organización. Esto significa que aquello que vean de nosotros en cualquier parte ha de tener un hilo conductor.

Y este hilo conductor que aporta la coherencia a la organización lo encontraremos, una vez más, en el Plan Estratégico de New Media, donde estarán reflejados todos los valores de la organización que vamos a hacer permeables a través de toda nuestra comunicación.

Equilibrio…

El equilibrio es el tercer pilar de nuestra comunicación. Nuestras comunicaciones han de ser equilibradas… Ni muy densas, ni muy telegráficas; ni muy frecuentes, ni muy distanciadas; ni muy serias, ni muy fantasiosas; ni muy rígidas, ni muy flojas… La clave, como en todo, está en el camino del justo medio.

Hemos de sentar unas bases para nuestra comunicación. Y luego hemos de ser flexibles con ellas en función de la interacción de nuestros públicos con nosotros. La flexibilidad va a ser una gran aliada para conseguir una comunicación adaptada a nuestro público en cada momento.

El equilibrio corrige la desmesura y va de la mano de la flexibiliad para adaptarse a cada momento y a cada medio con un objetivo claro y concreto: atraer a clientes reales y potenciales a nuestra marca y que se enamoren de nosotros.

Conclusión: Sensibilidad, solidez y equilibrio es lo que yo te propongo para construir mensajes eficaces en tu comunicación online… ¿Quieres aportarme algo más?

One Reply to “El swing de la comunicación online…”
  1. ¡Genial Carolina!

    Muchas felicidades por tu post, nos ha encantado. Desde http://www.ontranslation.es, tenemos tremendamente en cuenta las tres características que has comentado en la comunicación que mantenemos de forma online con nuestros clientes y colaboradores a través de las redes sociales.

    Si te animas, haznos una pequeña visita a nuestro Facebook (https://www.facebook.com/ontranslation) o a nuestro Twitter (@on_translation). ¡Estaremos encantados de verte por allí!

    Saludos,

    Ontranslation

Deja una respuesta