Vilfredo Pareto (1848 – 1923) fue un sociólogo, filósofo, y economista italiano; quien ha pasado a la Historia principalmente por su observación de que, en la  Italia del XIX, el 20% de la población poseía el 80% de la propiedad. Esta observación fue descubierta en 1941 por el consultor estadounidense Joseph Juran (1904-2008), quien la popularizó como el «principio de Pareto» o «regla del 80/20».

Juran, experto en temas de gestión de la calidad, amplió su aplicación a cuestiones de calidad como, por ejemplo, el 80% de un problema es causado por el 20% de las causas.

Con el paso de los años, el principio de Pareto se ha ido ampliando a otras cuestiones como, por ejemplo. éstas aplicadas al mundo de la Empresa:

El 80% del uso corresponde al 20% de los usuarios.
El 80% de las quejas procede del 20% de los clientes.
El 80% de las ventas son realizadas del 20% del equipo de ventas.
El 80% del absentismo laboral es debido al 20% de la plantilla.

Lo que Joseph Juran quiso comunicar es que nos concentremos en aquello que nos dé los mejores resultados, sea lo que sea.

Tenemos tendencia a creer que debemos concentrar esfuerzos y recursos en aquello que hacemos o va mal en la empresa de cara a mejorarlo. Pero, esto puede conducirnos a desatender aquello que si hacemos bien, lo cual puede acarrear fatídicas consecuencias para nuestro negocio.

El espíritu del principio de Pareto puedes aplicarlo en algunas situaciones complicadas en la Empresa. Si dedicas muchas horas a tareas que no te gustan, reestructura el trabajo, y delega,  para dedicar más tiempo a aquello en lo que eres bueno y te gusta.

Estamos acostumbrados a la mentalidad empresarial de «si no trabajo duro, no soy rentable». Si trabajas felizmente, disfrutando de lo que haces, aumentarás tu productividad. Esto es algo que en Sapiens&Co. sabemos muy bien, y forma parte de nuestro mensaje y nuestra filosofía empresarial.

Deja una respuesta