huevos

En el anterior post venía haciendo una lista de cosas que he aprendido, que voy aprendiendo de lo que ha sucedido y sigue sucediendo en los últimos tiempos, particularmente en el último año, en el que como supongo que la mayoría me debato entre la indignación y la perplejidad.

Aquí va otra entrega de cosas que he aprendido y que quiero compartir. A mi me sirven, espero que sirvan a más gente.

  • No ponga todos los huevos en la misma cesta: Por repetido, no deja de ser necesario y cierto. No se fíe de una sola cosa. Tenga alternativas y planes B. No existen pilares sólidos ni piedras inamovibles. En tiempos de tempestad es mejor “flotar” que estar anclado.
  • La gente es codiciosa y la gente codiciosa es insaciable: Esto es una verdad inmutable para todas las culturas, todas las épocas, todos los países y todas las religiones. A todos nos gusta el dinero, pero todos (casi todos) tenemos algún “freno” moral que impide que hagamos cualquier cosa por dinero. Pero hay mucha gente que no tiene este tipo de frenos… y hay gente que aun teniéndolos, aprende a “sortearlos”. Un magnífico ejemplo son los timos, todos los que en el mundo han sido, son y serán: el único ingrediente común de todos ellos es precisamente la codicia del timado. Curioso.
  • Es fácil acceder a cualquier tipo de información… excepto a la económica: Afortunadamente en España la libertad de prensa permite difundir y conocer todo de política, sociedad, tecnología, deporte, justicia, etc… todo, menos información económica. Por supuesto que todos los periódicos y medios tienen su apartado económico, pero ahí no viene ninguna información importante (salvo las cotizaciones de las bolsas y poco más) Y esta con ser importante … le importa a no mucha gente … Pero seguro que no encontrará ninguna noticia “mala” o preocupante de ninguna gran empresa ni banco. La razón es simple, o bien tal empresa es un cliente en forma de publicidad para el medio, con lo que ya se guardará de publicar nada que le haga perder la cuenta de publicidad, o bien porque directamente la empresa en cuestión es propietaria del medio directamente. También puede ser que esté financiando al medio y necesite renovar los préstamos. Por eso en lo relativo a grandes empresas y bancos, lo más importante son las señales, porque no encontrará ninguna noticia mala o “inconveniente”.
  • No lea un solo periódico ni vea una sola televisión: Como consecuencia de lo anterior, está claro que no existe ninguna fuente fiable de información por sí misma. Hay que leer varios medios e intentar “entrever”. No siempre es fácil. Una táctica que ayuda es intentar leer algo de prensa extranjera, no porque los medios extranjeros sean mejores o peores, simplemente porque “normalmente” están fuera de la influencia de las grandes empresas y bancos, y por supuesto tampoco forman parte de sus cuentas de publicidad. Esto no vale con algunas empresas como Zara, Santander, Endesa y algunas otras… que sí son importantes cuentas de publicidad para medios de todo el mundo y tienen influencia directa o indirecta allende las fronteras.

Y a tí, ¿qué te funciona? ¿qué has aprendido? ¿qué practicas para aislarte un poco de lo que está pasando?

Deja una respuesta