higo

Las pasadas navidades, mientras disfrutaba del calor de mi familia en un pequeño y maravilloso pueblo del norte de Cáceres (Hervás), escuché una noticia por televisión que llamó mi atención. Se trataba de una empresa de Almoharín (otro pueblito de Cáceres) en el que fabricaban bombones de higo. Nunca había oído hablar de ellos ni de sus bombones de higo, pero me pareció que podían estar deliciosos.

Soy conocedora de que Extremadura es tierra de higueras. Solía ver a mi padre llegando a casa en verano con cestas de higos recién cogidos y, de vez en cuando, le ayudaba a cogerlos allá por finales de agosto. Mi madre los secaba y, en casa, comíamos higos durante muchos meses. Por eso, por mi familiaridad con los higos, me llamó especialmente la atención esta noticia y comencé a investigar un poco al respecto.

¿Dónde buscar información de un producto?

Me había quedado con el nombre de la empresa, Productos La Higuera, así que lo googleé, pero nada aparecía con ese nombre. Sí apareció otro nombre, bombondehigo.com, que me pareció relacionado con la empresa (así era en realidad) y que me pareció mucho mejor, ya que corresponde al nombre genérico del producto que venden.

Accedo a una web cuidada, con buenas imágenes que hacen atrayente el producto, con información escasa aunque concreta y con una buena usabilidad. Me resulta extraño no encontrar un blog con temática sobre nutrición, por ejemplo, pero sigo buscando…

Automáticamente, con esta información, voy a los canales sociales a ver qué cuentan a su público y, para mi sorpresa, son invisibles!!

Dos marcas más, de origen posterior, aparecen durante mi búsqueda en Facebook que, muy tímidamente, ya van haciendo sus pinitos en la transformación digital.

Innovar no es la única garantía de éxito…

Aunque seas el primero, si no se te ve, no existes.

Y Productos La Higuera es un caso de lo que se podría hacer y no se ha hecho. El producto nace y se registra el primero, en 1989. Es un producto innovador. Se trata de rellenar los higos secos con licor y/o trufa y darles un baño de chocolate. Un producto novedoso, delicado, apetecible, almacenable, exportable, vendible. Y un producto invisible.

Productos La Higuera tiene una web corporativa atractiva, aunque sin ninguna vinculación con canales sociales, no está presente en Facebook, Twitter o YouTube, en Google no hay ni una sola noticia relativa a este producto, ni un solo artículo online que hable de ellos… Nada, invisibilidad absoluta, imagen digital inexistente.

La gente sólo puede encontrarlos en los puntos de venta offline y online, pero no está presente en el día a día del consumidor, no nos pone fácil conocerles, seguirles, enarmoranos de ellos…

Y yo me pregunto… En un mundo como el actual… ¿Una empresa que no conversa con sus públicos tiene futuro o corre el riesgo de ser absorvida por su competencia?

¿Los que vienen después tienen más perspectiva?

Las otras dos empresas que aparecieron en mi búsqueda, también de Cáceres, son Ecoficus y Bombones Valcorchero. Nombres, como se puede observar, que nada tienen que ver con el bombón de higo, siendo los nombres más identificativos los de Productos La Higuera (bombondehigo.com). Posicionar la marca es, a priori, más fácil para Productos La Higuera que para las otras dos empresas.

Ecoficus nace en 2003. Han innovado inclinándose hacia la agricultura ecológica. Tiene también una web atractiva, quizá menos delicada que la de Productos La Higuera, pero muy visual. En ella han incorporado un apartado de noticias bastante reciente y, por tanto, vacío, pero se aprecia la intención de informar a los usurarios periódicamente de su actividad. También han habilitado sus cuentas de Facebook y Twitter que no cuentan todavía con publicaciones muy periódicas, ni con muchos seguidores, pero que van generando una identidad digital para la marca.

En Bombones Valcorchero no aparece su fecha de creación. Por tanto, intuyo que es la más reciente de todas. Esta empresa introduce más productos extremeños para bañarlos con chocolate. La web es la menos sutil de las tres. Se centra mucho en el producto y poco en el cliente. Posee un blog creado en junio sin ninguna entrada por el momento. Posee también un apartado pensado para recetas que no lleva a ningún sítio. Ha creado un canal en YouTube que contiene un vídeo de presentación del producto. Y una cuenta en Facebook que contiene muy poca información. También el enlace a Twitter, te lleva a tweetear, pero no a su cuenta. En definitiva, parece tener la intención de conversar con sus públicos, pero se ha quedado solo en la iniciativa, aspecto que es, si cabe, más peligroso para una identidad y reputación digital que no hacer nada.

Cocinando el éxito…

La mejor forma de cocinar el éxito en el mundo de los negocios actual es integrar todas las estrategias de cara a los clientes con la estrategia general de la compañía.

Productos La Higuera (bombondehigo.com) tiene muchos ingredientes para hacer de su marca una primera marca, una marca que esté en la mente del consumidor, una marca con presencia, con identidad. Tiene una imagen atractiva, un producto innovador, una diversificación adecuada y una dilatada experiencia. Ya está presente la segunda generación. Tan sólo tiene que centrarse en el cliente y hacerle protagonista de experiencias con la marca, con su sabor, con su textura. Cuando se escucha al cliente se obtiene una información muy valiosa para la marca, que puede mejorar el producto y hacer crecer la rentabilidad de la organización. Sólo hay que establecer la estrategia de comunicación con sus públicos, planificar los objetivos y ejecutar las acciones con las herramientas adecuadas para estar presente en todos los momentos de la verdad del consumidor.

Yo siempre he pensado que la competencia te hace ser mejor. A veces, incluso, te supera. Pero en cualquier caso, te hace tomar consciencia de tu realidad.

Después de esto, te propongo una reflexión… ¿Qué cosas importantes de tu organización estás dejando de comunicar? ¿Cómo escuchas a tus públicos?

Deja una respuesta