padre niño

El Análisis Transaccional es una teoría de la personalidad y de las relaciones humanas con una filosofía propia que, en la actualidad, se aplica para la psicoterapia, el crecimiento y el cambio personal u organizacional en numerosos campos.

No es una teoría compleja ni mucho menos, por el contrario, sus conceptos se expresan por medio de un vocabulario sencillo y original buscando ante todo la comprensión de los fenómenos por parte de todos (profesionales y clientes).

Sus modelos de análisis son universales y sus explicaciones son intencionadamente fáciles y próximas a las vivencias inmediatas de las personas.

¿Qué es el Análisis Transaccional?

Como dijimos antes, es una teoría de la personalidad y de las relaciones humanas basada en el análisis de:

– Los estados del yo.

– Las transacciones.

– Los juegos psicológicos.

– Los guiones de vida.

Y se aplica para el crecimiento y el cambio personal u organizacional en numerosos campos.

El Dr. Eric Berne (1910-1970), médico psiquiatra, fue el fundador, principal creador e innovador del Análisis Transaccional. Elaboró su modelo a partir de sus observaciones en la psicoterapia de grupo a principios de los años cincuenta.

Se rodeó de un equipo de colegas y organizó regularmente unos seminarios en San Francisco, California, para compartir sus experiencias como terapeutas de grupo y con vistas a desarrollar un modelo de «psiquiatría social» basada en el estudio de las interacciones entre las personas, que llamó Análisis Transaccional.

Actualmente el exponente más importante es Claude Steiner y su libro Los juegos que juegan las personas.

¿Y en qué se basa?

La filosofía del Análisis Transaccional, basada en la filosofía humanista, parte del principio de que “todos nacemos bien”. Berne decía metafóricamente “todos nacemos príncipes y princesas”.

Después en nuestras relaciones con los demás tomamos decisiones autolimitadoras con las que nos convertimos en “sapos o ranas encantadas”.

Pero básicamente «Yo soy (OK) – Tú eres (OK)» como persona. Soy una persona digna de confianza y respeto básico en mi mismo y en el otro.

El segundo principio en que se basa el Análisis Transaccional es que todos tenemos un gran potencial humano que podemos desarrollar.

Las limitaciones externas al desarrollo de nuestro potencial humano, y sobre todo las limitaciones internas decididas tempranamente, producen la infelicidad, la auto-limitación de las habilidades personales para resolver problemas y enfrentarnos a la vida y en definitiva la patología. De modo que yo soy responsable de mi vida y decido lo que es bueno para mi.

El tercer principio en que basa su filosofía el Análisis Transaccional es que todos podemos cambiar en pos de la autonomía y tenemos los recursos necesarios para hacerlo.

Estos recursos pueden ser personales o relacionales e incluyen la posibilidad de tomar nuevas decisiones más autopotenciadoras.

El Análisis Transaccional usa información referente a la forma en que las personas interactúan o transaccionan uno con otro, desde cada uno de los Estados del Yo: el Padre, el Adulto y el Niño.

Mediante el análisis de estas interacciones, podemos ayudar a las personas a corregir patrones disfuncionales e improductivos del comportamiento diario (que llamamos juegos) y al hacerlo facilitamos que las personas consigan abandonar formas de interacción durante gran tiempo profundamente sostenidas, y que resultan nocivas y autolimitantes. Dicho de otra manera, esta metodología nos sirve para detectar y modificar patrones de comportamiento nocivos.

En las próximas entradas os contaré un poco más acerca del cómo lo hacemos en Sapiens&Co. Os espero!

3 Replies to “Análisis Transaccional ¿Qué es eso?”
Deja una respuesta