seleccion

Y un nuevo año ha llegado… El 2013… Para los supersticiosos, un año complicado… Para Sapiens&Co., un año en el que hemos puesto mucha ilusión para desarrollar mucho trabajo… Un año que vamos a hacer que sea memorable…

Algo memorable es algo que se recuerda, algo que se impregna en nuestra retina y que permanece en nuestro cerebro durante tiempo, haciéndonos sentir satisfechos cada vez que lo recordamos. Es algo que nos gusta recordar porque, aunque se consiguiera con esfuerzo, se consiguió con satisfacción.

Y… ¿Qué hacer para que un año sea memorable?

Un año se convierte en memorable por un cúmulo de circunstancias que acontecen en conjunto, una detrás de otra. En Sapiens&NewMedia solemos decirles a los clientes que pequeñas metas nos llevan a conseguir los grandes objetivos… Poco a poco; con esfuerzo y perseverancia…

Ahí van diez ideas para hacer del 2013 un año memorable…

1. Planifica la estrategia para el año…

…incluyendo cosas diferentes que nos reporten resultados diferentes.

Sin planificación iremos a ‘salto de mata’ y esto es lo que les ocurre a muchas empresas. De hecho, tengo comprobado que aquellos que comienzan a planificar el año en los últimos meses del año anterior son los que mejor funcionan después.

Tranquilos, aún hay tiempo… pero no lo dejéis pasar mucho porque las semanas vuelan y cuando queramos darnos cuenta estaremos acabando ya el primer trimestre. Sin prisa pero sin pausa, me decía siempre mi padre… Y cuanta razón tenía…

Tómate unas horas para reflexionar durante los próximos días y traza el plan para los próximos doce meses, con indicadores que puedas medir cada tanto para poder realizar las correcciones oportunas. Cuando lo piensas, tu cerebro ya se pone en marcha para conseguirlo. Así que ánimo y sé creativo con esa planificación inicial. No sólo te ayudará, sino que, además, te divertirá ir viendo cómo consigues hitos y retos.

2. Define claramente los objetivos anuales…

…y compártelos con tus colaboradores para que todo el mundo camine en la misma dirección.

Cuanto más concretamente esté definido un objetivo, más fácil será conseguirlo.

Ya sabemos que los objetivos han de ser específicos, medibles, alcanzables,realistas, planificados por etapas, retadores y ecológicos con el entorno. Por tanto, no te olvides de pasar estos filtros por cada objetivo que definas. Te ayudará a conseguilo… Garantizado!!

3. Encuentra elementos para disfrutar del día a día profesional.

Es lo que en Sapiens&Co. denominamos «Trabajar Felizmente».

Cuando disfrutas con lo que haces eres más creativo y si le pones pasión a las cosas, todo sale mejor.

¿Cuándo consigues más cosas, cuando estás triste y abatido o cuando estás entusiasmado? El entusiasmo es contagioso y crea una corriente positiva a su alrededor.

Así que, entusiásmate cada día y disfruta de cada hora ejerciendo tu profesión. Esta es una de las claves de los profesionales de éxito.

4. Ocúpate de que todos los colaboradores se sientan satisfechos de desarrollar su potencial y mejorar en su trabajo.

Si tú estás entusiasmado y tu equipo dispone del entorno y los medios adecuados para desarrollar su talento y su potencial… ¿cómo crees que será el clima laboral de tu organización? Te lo digo yo… Excelente!!

Mucha gente piensa que el elemento más motivador para las personas es el dinero y yo digo que no solamente… De hecho, el dinero es importante para muchas cosas, pero, la satisfacción por el trabajo bien hecho, por conseguir objetivos y por el reconocimiento a ese trabajo puede llegar a ser más motivador que el dinero.

Mi sugerencia es que te ocupes de conocer los valores de tus colaboradores y que utilices ese conocimiento para motivarles desde lo que para ellos es realmente importante. Esta es una de las bases sobre las que se fundamenta el liderazgo actual…

5. Realiza brainstormings internos para innovar.

Los brainstormings potencian exponencialmente la creatividad y, curiosamente, las mejores ideas suelen venir de las personas que están en contacto directo con los públicos objetivos de la organización.

Por tanto, permite que la creatividad se dispare en la organización y que aparezcan todas las locas ideas de tus colaboradores. Te sorprenderás de lo eficaces que pueden ser algunas. Y, además, suelen ser las más baratas, cosa que no viene nada mal en los momentos actuales.

6. Realiza acciones para vincular más a los clientes con tu marca.

El mundo de los negocios actual se nutre de la vinculación, del ‘engagement’, del amor a tu organización o a tu marca.

Los clientes tienen todas las opciones a su disposición, pueden comparar precios a golpe de un click y, cada vez más, tienen la opción de crear el producto a su medida. Lo que hará que se queden contigo en lugar de con otros son las experiencias que les hagas vivir.

Sé generoso con los clientes, ellos te lo devolverán con creces…

7. Vigila la reputación de la empresa…

…sobre todo en el mundo virtual.

Los canales sociales son una fuente inagotable de recomendaciones de productos y servicios. Si hablan bien de ti, te compensará. Si hablan mal, te fastidiarán.

Tanto si eres un profesional independiente, como si eres una organización, debes vigilar lo que dicen de ti para utilizarlo si es positivo y para frenarlo si ocurre algo inesperado que no está alineado con tu filosofía o con tu forma de actuar.

Si tú no lo puedes hacer, contrata a alguien para que lo haga…. Este aspecto es uno de los más importantes en el sobre-informado y libre mundo actual.

8. Vigila las finanzas, ajusta los costes e invierte…

…en aquellos aspectos de los que se va a obtener un retorno claramente definido mediante los indicadores adecuados.

Es importante que los costes de una organización estén ajustados y no existan despilfarros.

Y también es necesario no frenar las inversiones que te permitan mejorar, crecer y desarrollarte.

Existe un pesimismo generalizado con el que no estoy de acuerdo. La situación es más compleja que hace unos años. Esto es una realidad. Sin embargo hay opciones y las organizaciones que las están teniendo en cuenta, no sólo están resistiendo, sino que están creciendo. Por tanto, te animo a que hagas cosas que puedas medir y que te puedan aportar resultados interesantes. No digo que sea fácil, digo que es posible…

9. Potencia momentos para la distensión y el descanso…

… porque mejoran, objetivamente, la automotivación de los colaboradores y el clima laboral de la organización.

Si trabajamos juntos y trabajamos duro, también es importante que nos relajemos y nos riamos juntos. Los momentos de distensión aportan a los colaboradores otro entorno en el que comunicarse e interaccionar y, normalmente, generan una cohesión en los equipos que no se produce durante el desarrollo del trabajo diario.

Una tarde libre juntos, una comida o un día de actividades en conjunto, pueden ser una vía excelente de reforzar la confianza de los equipos.

10. Celebra cada éxito conseguido con los colaboradores…

…felicitándoles por su trabajo y haciéndoles partícipes de cada reto conseguido.

Estas celebraciones son los elementos motivadores más poderosos que he podido vivir en las organizaciones. Cuando se ven los resultados, se tangibiliza el objetivo marcado y aparece una sensación interior de que ‘juntos podemos’.

Consigue que ese sentimiento se instale en tus colaboradores, corrigiendo las desviaciones que se producen sobre el objetivo y, sobre todo, felicitándoles cuando se consiguen retos. Y con ese sentimiento instalado, la organización fluirá con mayor facilidad y espontaneidad.

Ya tienes esos 10 pasos que te indicaba… Si los sigues, yo creo que tu balance del 2013 será muy, muy positivo.

¿Cómo crees tú que será tu organización si los llevas a cabo? Es tu turno y ya me contarás…

Feliz 2013 a todo el mundo!!!!

Deja una respuesta