No te adaptes al cambio. Sé el protagonista. Haz que tu empresa sea quien marca la pauta-

mmmmm

La realidad empresarial hoy es más caótica que nunca. Vamos todo el día con la lengua fuera. No tenemos tiempo para nada. Todo es urgente. Y los clientes son los más exigentes del mundo. Rompe esa dinámica. Toca parar máquinas. Hay que tener un plan para ocuparse de lo importante: ¿qué cambios hacer hoy para ser más productivos y rentables? ¿cómo aumentamos nuestro valor para ser líderes y crecer sosteniblemente?